Facebook

lunes, 26 de octubre de 2015

LA RADIO UN VICIO PARA TODA LA VIDA

En el año 2008, el desaparecido diario Renacer realizó una radiografía respecto de los tremendos problemas que vive la radio difusión en la provincia de Arauco para poder sobrevivir económicamente y nótese que no hablamos de vivir, sino de sobrevivencia. Aparece este tema, justo en el mes en que radio Millaray de Cañete, me imagino muy silenciosamente debe haber celebrado un año más de vida. Como me recalca siempre mi gran amigo Juan Gutiérrez “la primera emisora legal que hubo en Cañete” y agrega que la Tucapel de Manuel Plaza González, fue algo experimental y más experimental aún la CNT que fue llevaba técnicamente llevado por Hernán González Pacheco en los años cincuenta.

Una de las interrogantes de este tema, es que a pesar que diariamente las carencias y dificultades económica de los pequeños medios aumentan y que los grandes consorcios se hacen más poderosos y que llegan a tener más de 300 radioemisoras, como asegura un radiodifusor araucano, el interés por sacar al aire estos proyectos continúa, al parecer con más fuerza que antes. No existe un punto hoy en el que no haya una o más estaciones de radio, legales o “experimentales”, pero existen.


Dentro de este quehacer hay personas que hacen historia y otras que quedan en ella, sin embargo hay quienes se pierden en el tiempo y desaparecen olvidados, arrollados por el tráfago apabullante de acontecimientos, sumidos en la nebulosa, como Manuel Plaza González, que es el punto de referencia de la radio en la provincia de Arauco, primero en Cañete, luego despojado de su sueño en Lebu, para finalmente fallecer y ser sepultado en Curanilahue, acompañado en ese momento solo de un par de amigos. Parece ser un gran olvidado de los comunicadores radiales.

Luego están Abel Peña Peña, en Lebu que en las cercanía de los 70 dirige el trabajo de radio Teniente Merino, que a mediados de esa época sobrepasa las expectativas del momento y sus poderosas antenas cubren desde Arauco hasta Tirúa, sin problemas y donde Hernán Vidal Saavedra, técnico electrónico que labora con Peña, toma impulso para retornar a su tierra natal, Curanilahue y levantar una vara de eucaliptos en Arturo Prat Nº 1320 y da impulso a la “Experimental AM.”, “Experimental FM” y finalmente “Proyección FM”, primera estación en esta frecuencia en la provincia de Arauco, en 1979, con estaciones en Curanilahue y Lebu.

Desde entonces y tras esos pasos la cantidad de frecuencias radiales en uso en la zona van en aumento paulatino, Arauco, Los Álamos, Contulmo, Tirúa, próximamente Quidico e incluso lugares rurales como San Ramón donde existe radio “Rakiduam” que transmite “desde el corazón de la comuna de Tirúa”. Es que la radio es una verdadera religión que permanece en la sangre de sus seguidores, la radio “es medicina del alma".

Escrito en el año 2008.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario