Facebook

martes, 29 de noviembre de 2016

DOÑA ANA AMELIA OLAVE OLAVE; MI MADRE

Cuando niño tenía yo una confusión de identidad con algunos miembros de mi familia ya que una tía materna era mi abuela, sus hijos algunos eran mis primos y otros eran mis tíos. El marido de mi abuela era mi tío y mi abuelo era en realidad mi bisabuelo.

Con el tiempo se fue aclarando la situación.

Mi madre, Doña Ana Amelia Olave Olave era hija de soltera de mi abuela Doña Aída Olave Olave, quién a su vez era hija de Don Teófilo Olave Sáez y Doña Juana Olave Velazquez; quienes reconocieron a mi madre como hija para guardar las apariencias según las costumbres de la época.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Ramadas, 18 de septiembre, Cañete y mi padre

Resultan increíbles las imágenes que un determinado acontecimiento puede dejar en una persona; basta un pequeño estímulo para que estos vuelvan a ser evocados. A veces estos recuerdos son positivos y otras veces, simplemente, negativos. Da la suerte nuestra que el cerebro tiene la facultad para ir eliminando los que son negativos, liberándonos de una pesada carga.
Ramadas en Cañete 1960

Por eso, y aprovechando la fecha, quiero revivir algunas de esas imágenes.

Mi padre, Luis Ernesto Flores Arriagada, quien se ufanaba cada año de que el embanderamiento general de la ciudad, los desfiles, actividades y sobretodo ramadas eran en su honor ya que había nacido un 18 de septiembre y como tal, disfrutaba a concho su cumpleaños. En realidad la vida, de mi fallecido padre, fue un permanente celebrar dieciochero.

Decir que mi progenitor, tenía una vena artística innegable, tocaba la guitarra y cantaba en forma aceptable, según entiendo, ya que era requerido en muchas partes, especialmente en fiestas campesinas, cumpleaños y ramadas. No por algo, su madre (mi abuela Hortensia) era prima de Carlos Arriagada, padre de los integrantes del trió melódico más destacado de nuestro país en la década de los 50, grandes triunfadores, con éxitos en México, “Los Hermanos Arriagada” (aunque ellos siempre dijeron que eran de Concepción. Nacieron en Cañete y su madre era de Lebu, aunque existen algunos indicios que este hecho habría ocurrido en Antihuala o La Araucana).

martes, 16 de agosto de 2016

"ME LLAMO VALENTÍN ROCHA, Y SOY SU PROFESOR..."


Recordamos una columna de Francisco Flores Olave para rememorar a un formador de muchas generaciones de alumnos que cruzan cinco décadas (fines de los 60 a los años posteriores al 2.000) de la historia de nuestra gloriosa ESCUELA 1. Sé de los muchos recuerdos que se vendrán a nuestras mentes al recordar a nuestro profesor que no solo nos enseñaba a leer y la historia, sino a enfrentar la vida. VALENTÍN ROCHA MOLINA, Q.E.P.D.
ESCRIBIÓ FRANCISCO FLORES EL 2/4/2007:
Y así pasaron un par de meses del año 1966, del curso tercer año "B" en que estuvimos sin profesor de planta; hasta que un día, llegó un joven moreno, bajo, muy serio, le gustaba pasearse con las manos tomadas por detrás; nos miró fijamente a cada uno como estudiándonos; nosotros a él también ; y nos dijo : "me llamo Valentín Rocha Molina y desde ahora soy su profesor; las cosas a mí me gustan claritas , al revés y al derecho; igual que las tablas, al revés y al derecho".

martes, 14 de junio de 2016

HACÍA TIEMPO QUE NO SALÍA DE COMPRAS...Y



Hacía tiempo que no salía de compras por Cañete, así es que me puse generoso, revisé mis bolsillos, conté mis ahorros, saqué cuentas y decidí darme una vuelta por las tiendas, “mercerías” y “despachos” de la ciudad. Siempre se ha dicho que comprar es una buena terapia, aunque recuerdo que mis abuelos y padres lo hacían para que nosotros no tuviéramos hambre o no pasáramos frío.

El día estaba un poco frio y por las calles caminaba poca gente, la mayoría lo hacía enfundado en gruesas ropas, gorros de variadas formas y llamativos colores. No tuve la ocasión de saludar a nadie, porque nadie miraba para poder hacerlo y los más se desplazaban mirando una de sus manos y con los dedos de la otra realizaban un extraño ritual como dando golpecitos en ella. Otros reían solos, hacían muecas extrañas y me llamaron la atención varios que pasaron hablando solos.

lunes, 1 de febrero de 2016

UN CAÑETINO EN MELBOURNE-AUSTRALIA

Tal como dije la semana pasada; Javier Carrillo respondió al desafío de Don Eduardo Sáez y nos ha entregado sus vivencias prácticamente desde niño, en donde nos ha hablado de sus padres, sus proyectos, sueños y anhelos; y en esta oportunidad nos entrega su experiencia del “choque cultural” que provoca enfrentarse a una idiosincrasia totalmente diferente; allí donde el “espíritu de supervivencia” está alerta en todo el sentido de la palabra, y nos prepara para enfrentar con nuestras mejores armas eso invisible que se llama FUTURO.

Estimados lectores; he aquí la segunda parte de esta apasionante y emotiva historia:

 Le cuento más; Don Francisco, ya una vez llegado a Melbourne en septiembre de 1988; me dediqué a estudiar inglés durante 6 meses con un grupo de jóvenes que estaban en situaciones similares; recién llegados y más perdidos que nunca, no entendíamos nada.

miércoles, 20 de enero de 2016

RECUERDOS DE LA RADIO EN CURANILAHUE

Hace algunos días se celebró en Chile, el Día del trabajador radial, ocasión en que algunas emisoras acallaron sus transmisiones para agasajar a sus trabajadores, pero la mayoría, como se ha hecho una tradición continuó con sus transmisiones habituales (para no perder el rating).

En Curanilahue, la Municipalidad con su alcalde Ahimalec Benitez Silva a la cabeza, realizó una once-ceremonia, a la que que no fui invitado y donde premió a algunos locutores, por su trayectoria.

Los homenajeados fueron Nilda Eliana Rothen que confesó entre 28 y 30 años de radio, desde sus inicios en radio Tucapel de Lebu (y no estoy en un error, ya que en otro comentario digo que radio Tucapel era de Cañete, pero recordemos que una vez que cerró sus transmisiones en esa ciudad por la llegada de la radio Millaray, se instaló en Lebu) que después pasó a llamarse radio Teniente Merino.

Posteriormente Nilda, se trasladó, por motivos laborales, a Curanilahue, en los ochenta y se integró a radio Proyección F.M. con cuyo propietario había compartido labores en la Teniente Merino y finalmente recaló en Experimental F.M. que actualmente es radio Nahuelbuta F.M. donde hace locución desde las 12,00 a 13,00 horas.

QUIEN RECUERDA A LOS PIONEROS DE LA RADIO CAÑETINA Y PROVINCIA DE ARAUCO

Dia de trabajador radial, un momento de descanso para quienes durante los restantes 364 días del año entregan entretención, informaciones, consejos y programación musical. Siempre es bueno detenerse un momento a pensar en lo que ha sido la historia de las comunicaciones radiales que han tenido un avance increíble en los últimos cinco años.
Sin embargo quedan olvidados los nombres de los pioneros: en la década de los cincuenta en Cañete el primer experimento, que no duró mucho; la idea posterior de Manuel Plaza González, un nombre que no puedo dejar de mencionar, ya que con el nacimiento de Radio Tucapel de Cañete se inicia de verdad “la era de las comunicaciones radiales de la provincia de Arauco”

“Oían ustedes...” era una muletilla insacable de Plaza: locutor, radiocontrolador, artífice y aventurero de la vida, como su pariente el atleta, que apenas terminado su Servicio Militar llegó a Cañete. El terromoto del 60 y el manejo de un transmisor perteneciente a la Hostería Lanalhue le dan la idea que años después cristalizaría en la “Tucapel”.

El Centro deportivo Juvenil, el Caupolicán, una casa adyacente al Juvenil, fueron los locales que albergaron esta idea, que por falta de apoyo y visión futurista de muchos en esa época en Cañete, con un remate de pertenencias, deudas insalvables y otras penas le hicieron emigrar a Lebu, donde por cosas de la vida (que no analizaremos aquí) fue despojado de la Radio.