Facebook

martes, 14 de junio de 2016

HACÍA TIEMPO QUE NO SALÍA DE COMPRAS...Y



Hacía tiempo que no salía de compras por Cañete, así es que me puse generoso, revisé mis bolsillos, conté mis ahorros, saqué cuentas y decidí darme una vuelta por las tiendas, “mercerías” y “despachos” de la ciudad. Siempre se ha dicho que comprar es una buena terapia, aunque recuerdo que mis abuelos y padres lo hacían para que nosotros no tuviéramos hambre o no pasáramos frío.

El día estaba un poco frio y por las calles caminaba poca gente, la mayoría lo hacía enfundado en gruesas ropas, gorros de variadas formas y llamativos colores. No tuve la ocasión de saludar a nadie, porque nadie miraba para poder hacerlo y los más se desplazaban mirando una de sus manos y con los dedos de la otra realizaban un extraño ritual como dando golpecitos en ella. Otros reían solos, hacían muecas extrañas y me llamaron la atención varios que pasaron hablando solos.