Facebook

miércoles, 20 de enero de 2016

QUIEN RECUERDA A LOS PIONEROS DE LA RADIO CAÑETINA Y PROVINCIA DE ARAUCO

Dia de trabajador radial, un momento de descanso para quienes durante los restantes 364 días del año entregan entretención, informaciones, consejos y programación musical. Siempre es bueno detenerse un momento a pensar en lo que ha sido la historia de las comunicaciones radiales que han tenido un avance increíble en los últimos cinco años.
Sin embargo quedan olvidados los nombres de los pioneros: en la década de los cincuenta en Cañete el primer experimento, que no duró mucho; la idea posterior de Manuel Plaza González, un nombre que no puedo dejar de mencionar, ya que con el nacimiento de Radio Tucapel de Cañete se inicia de verdad “la era de las comunicaciones radiales de la provincia de Arauco”

“Oían ustedes...” era una muletilla insacable de Plaza: locutor, radiocontrolador, artífice y aventurero de la vida, como su pariente el atleta, que apenas terminado su Servicio Militar llegó a Cañete. El terromoto del 60 y el manejo de un transmisor perteneciente a la Hostería Lanalhue le dan la idea que años después cristalizaría en la “Tucapel”.

El Centro deportivo Juvenil, el Caupolicán, una casa adyacente al Juvenil, fueron los locales que albergaron esta idea, que por falta de apoyo y visión futurista de muchos en esa época en Cañete, con un remate de pertenencias, deudas insalvables y otras penas le hicieron emigrar a Lebu, donde por cosas de la vida (que no analizaremos aquí) fue despojado de la Radio.

Influyó en el traslado, también, la presencia de Radio Millaray que inició sus transmisiones en mayo de 1969 con equipos construídos por el técnico local Arnoldo Cabrera Soto con su planta de transmiones en Barrio Leiva y estudios en Saavedra esquina Covadonga (local de Petit Laurent), fue otra historia, Juan Gutierrez Gfell, radiocontrolador traido desde Purén y Ángel Sepúlveda, locutor venido desde los radioteatros de Radio Portales formaron la dupla que dió un nuevo estilo a la radio.

Los que eramos niños (y otros no tan niños) seguíamos desde cerca el desarrollo de esta nueva actividad y esperabamos en las esquinas poder ver pasar a los comunicadores.

Ese mismo año, 1969, gané el concurso comunal de declamación en la Semana del Niño, el premio máximo era recitar en la radio, mi corazón no dió más. Con mucha timidez llegué a la emisora, Juan Gutierrez me recibió y llevó hasta donde Ángel Sepúlveda que me observó o con profunda voz me invitó a la sala de locución donde trabajaba de pié (lo que no se usa hoy). Recité la poesía y al terminar me miró largamente y me dijo: “Sigue viniendo a vernos, si te gusta esto de la radio”, seguramente me puse pálido y nunca volví.

Recuerdo por esa época a Tito Muñoz, Los Hermanos Opazo, Boris Rebolledo, Eduardo Torres, Waldo Rodriguez, entre otros.

En 1972 me entrevisté con don Luis Gerardo Rivas, profesor y dueño de la radio para que me diera una oportunidad de iniciarme en la locución, oportunidad que me fue entregada y quedé en manos de Tito Muñoz Fuica, quien con mirada severa dirigió mis primeros pasos en esta “locura”, como la describía un amigo.

Llegaron, en esa época (1974), Americo Guilucci y el flaco Jara, ambos desde Angol entre otros. Por esa época ya funcionaba La Teniente Merino en Lebu. La radio Millaray cambió varias veces de local, posteriormente estuvo en Condell, frente a la Plaza de Armas y finalmente en el actual local de calle Arturo Prat 399. En una buena época llegaron los hermanos Pedro y Alfonso Mendoza, Lizama, Francisco Flores, Isnelda Diaz, "Punto" Aguayo, Pedro Martínez Lorca y Mario "Galvani" Aravena.

En algún año que no recuerdo llegó Germán Salas y que junto a Américo y el flaco Jara formaron un trio de oro que llenó de historia la radio, con transmisiones desde exteriores, el fútbol en directo donde recuerdo que la emoción del relato hizo decir a Américo, por el gran interés del público y en alusión a la gran cantidad de familia “miranda” que había en el cerco del cementerio “Hasta los muertos se han levantado para ver el fútbol hoy”.

Son 37 años de radio en la provincia de Arauco, solo nombros los más antiguos de Cañete, en Lebu: Rodolfo Montecinos, Joaquin Valencia, Eliana Rothen, Lautaro López, Marcelino Montecinos, Checo Salas, . muchos soñadores, en Curanilahue: Hernán Vidal, pionero de la frecuencia modulada, Teresa Hormazabal, Manuel Medina, Gabriel Alarcón, Juana Espinoza, Luis Bernardo Concha y tantos otros que se me olvidan...esa esa la radio, historia viva que nadie recuerda... solo los locos que vivimos y hacemos nuestro en sueño de las comunicaciones.

Publicado originalmente el  21 de septiembre de 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario